zumo-rabano-naranja-kiwi

« Más Vitamina C para luchar contra el estrés y el cansancio »

¿Qué tienen en común el rábano, la naranja y el kiwi? Su riqueza en vitamina C. Este zumo nos alejará de nuestros queridos médicos y farmacéuticos, y nos promete un invierno sin resfriados ni dolor de garganta. ¡Pues sí, créetelo!!

No subestimemos a la vitamina C
La vitamina C es un excelente antidepresivo natural que ayuda a luchar contra el Estrés, la Ansiedad y el Insomnio.
Interviene en muchos procesos del organismo.
Actúa en la Salud de la piel, participando a la formación del colágeno, componente de la piel, de los ligamentos y de los huesos. Interviene en la cicatrización, en la formación de glóbulos rojos y en la absorción del hierro vegetal.  
Estimula el sistema inmunitario gracias a sus propiedades detoxificantes y su acción limpiadora y descongestionante. Ayuda a combatir el resfriado y la gripe. Es un remedio para la tos y la inflamación.
Su papel antioxidante nos protege contra los daños relacionados con los radicales libres y permite luchar contra enfermedades cardiovasculares y el desarrollo de numerosos cánceres.

Queda claro que para luchar contra todas estas pequeñas enfermedades del invierno y estimular nuestro organismo, tenemos que llenarnos de vitamina C.
*Los fumadores tienen mayores necesidades de vitamina C para luchar contra los radicales libres relacionados con el tabaco.

El rábano es también poco calórico y tiene un contenido en vitamina B y minerales: potasio y magnesio. Su sabor intenso, proporcionado por sus aceites esenciales picantes, favorece la función hepática, combate la inflamación y la congestión.

La naranja es también rica en fibras y agua con propiedades alcalinizantes y detoxificantes. Es rica en citratos, que reducen la formación de cálculos renales y eliminan las bacterias responsables de la infección del tracto urinario.

El kiwi es bueno para la digestión y para una buena salud cardíaca gracias a su riqueza en fibras. Los pequeños granos negros contienen vitamina E y omega 3 que son fluidificantes sanguíneos naturales.  

¿Estás listo(a) para relajarte? Aquí tienes la receta de este delicioso zumo:

Necesitas:

  • Un manojo de rábanos  
  • 2 kiwis
  • 2 naranjas

¿Cómo prepararlo?:

  • Pelar las naranjas y los kiwis
  • Lavar y quitar las hojas de los rábanos
  • Cortar los ingredientes y mezclarlos con un blender o un extractor de zumo
  • Añadir hielo a gusto
  • Saborear sin esperar porque la vitamina C es volátil

Si te ha gustado este súper zumo, compártelo con tus amigos

Laura Simon                                         Ana Lombard
Coach en Alimentación                            Fundadora del Centro Enlace y Terapeuta Global