piñaEl maracuyá es conocido por su sabor excepcional pero además contiene cantidades enormes de nutrientes. Es rico en carotenos y en vitamina C, dos antioxidantes que protegen contra el cáncer, el envejecimiento y la inflamación.

También abunda de gran cantidad de fibras solubles, las pectinas, que son beneficiosas en las patologías del tubo digestivo. Es eficaz para eliminar las toxinas almacenadas en el colon y varios estudios muestran que el maracuyá actúa en la reducción de los síntomas del asma.  

Por otro lado, además de su importante contenido en carbohidratos, la piña es una fuente interesante de potasio que regula la tensión arterial. Su corazón contiene bromelina, uno de los mejores remedios naturales que permiten disminuir  fenómenos inflamatorios, limpiar el colon, y es beneficiosa para la recuperación después del ejercicio. Es también una buena fuente de manganeso y de vitamina C, es antiinflamatorio, astringente, y descongestiona el páncreas.

Y finalmente el kiwi, que podemos empezar por afirmar que casi ninguna fruta contiene tanta vitamina C como el kiwi. Además ¡¡nos pone de buen humor!! Es ideal para la gestión del estrés, la concentración, la digestión, la salud del colon y la salud cardiaca por su contenido en fibras.

Asimismo, contiene una enzima que ayuda a la digestión de las proteínas y sus pequeños granos negros son ricos en vitamina E y en omega 3 que son fluidificantes sanguíneo naturales. Y no podemos dejar por fuera que acelera el metabolismo y la producción de hormonas.

Deja entrar lo exótico  de este delicioso zumo en tu cocina y disfruta de las nuevas sensaciones que brindará  a tu paladar.

Ingredientes
2 maracuyás (pulpa y granos)
1 kiwi
250g de piña
Agua

Receta
Coge la pulpa y los granos de los maracuyás
Pela el kiwi y la piña, y córtalos en trocitos
Mezcla todo en una batidora o en un extractor de jugo
Añade agua hasta obtener la textura deseada

¡Si te ha gustado este maravilloso zumo, compártelo!