Tipeando

Aquí estoy yo, sentada en mi cama y escuchando “Promise” de Ben Howard.

Hoy llueve en Barcelona, el cielo está nublado. Miro por la ventana y veo la vida de la gente pasar. Mujeres, hombres, adolescentes, abuelos, niños, niñas….todos van corriendo.

¿A dónde van? Parecemos robots. Actuamos automáticamente, sin pensar y es que hemos dejado de escuchar nuestro cuerpo para obedecer todo lo que se nos ha inculcado desde que nacimos. ¿Cultura? ¿Religión? ¡Qué más da! La cuestión es no despertar y no sentir lo que nuestra esencia ha venido a hacer aquí. Ahora.

Y, ¿si es cierto? ¿Y si realmente la vida es como MATRIX?

Sabes algo, aunque ese algo no lo puedas explicar, pero lo percibes. Pasan los años y sigue esta pregunta en tu cabeza. Si escojo la pastilla azul, aparece un mundo que se te ha puesto delante de tus ojos para ocultarte la verdad. Si escojo la pastilla roja, se te muestra el país de las maravillas, la evolución personal.

El éxito ya no es tener una casa con jardín, un bolso de marca ni un diamante en cada mano.

Mi éxito es encontrarme a mí misma, mi esencia. Dicen por ahí que cuando lo logras sientes la paz interior.

Yo he apostado por esa plenitud, por despedirme de ese vacío que muchos días me llena.

Aquí estoy yo, sentada en mi cama y agradeciendo el haber conocido a gente que me demuestra que todo esto vale la pena. Seguiré curioseando, solo así, podré llegar al país de las maravillas.


Guiomar Gómez