Frustracion

La frustración es un sentimiento negativo provocado por el deseo de lograr algo y no conseguirlo. Podemos decir que es una reacción humana natural, es común sentir frustración desde que somos niños dado al escaso desarrollo de las habilidades. No obstante, que sea natural no quiere decir que sea positiva.

La frustración en adolescentes y adultos normalmente conlleva a la desesperanza, la amargura, el resentimiento, la autoimagen negativa y al surgimiento de muchas dudas que pueden acabar en la profecía de la derrota: “No lo lograré”.

La clave de cómo lidiar con la frustración, está en la aceptación. Una persona frustrada es una persona que tiene poco conocimiento de sí mismo o que no acepta algunas de sus limitaciones.

La aceptación a nivel emocional nos permite saber y responder a qué pasaría si no conseguimos lo que nos proponemos.

Nos lleva a preguntarnos:

¿Puedo vivir sin lograr lo que me propongo?

¿Existen otros caminos para encontrar la felicidad?  y

¿Cómo me afecta emocionalmente no lograr mi meta?

Es importante aceptar también nuestras limitaciones. Así como esforzarse es de gran valor para lograr un objetivo, también lo es saber abandonar o saber cuándo replantearnos las metas con perspectivas más realistas.

Asimismo, como seres humanos debemos cultivar la paciencia. Practicar la paciencia nos ayudará a disipar el estrés y las consecuencias de la frustración, y nos permitirá visualizar la mejor manera y estrategia de hacerle cara en una situación puntual y/o difícil.

Al tener paciencia nos es más fácil sentirnos calmados y centrados para tomarnos el tiempo de dar una mejor respuesta. Una fuente de paciencia que siempre tenemos con nosotros es la respiración. Siempre que necesites tener paciencia, cierra los ojos y toma una respiración profunda y disfruta de la pausa.

¡Eres importante en tu propia vida!


Ana Lombard

Terapeuta Global – Cuerpo, emociones & estrés

Fundadora del Centro Enlace, “Terapias Naturales Cuerpo y Mente”

Creadora de iDStress App

@AnaEnlace